DIOS REVELA EL DESTINO PROFÉTICO DE HONDURAS

DIOS REVELA EL DESTINO PROFÉTICO DE HONDURAS

A PARTIR DE SEGUNDO GOBIERNO DE PRESIDENTE JUAN ORLANDO HERNANDEZ:

Apóstol Roy Santos

El Señor, en mis tiempos de meditación, me ha hablado de diversos temas que conciernen a la nación. El tiempo para enviarla, se da, cuando en la madrugada del martes 30 de enero, el Señor, irrumpe y me dice: sacude un cuero de animal siete veces golpeando el suelo en el corazón de tu nación (Siguatepeque por conectar el continente); porque a partir de este nuevo tiempo de gobierno en Honduras yo sacudiré todas las estructuras de la nación. Es cuero de animal, porque solo alguien irracional es capaz de hacer daño sin tener algún remordimiento o pesar. Las siete veces, es número perfecto, porque será mi mano quién lo hará. El golpear el suelo con el cuero, es porque caerán las personas que han causado dolor a la nación; y en medio de todo eso, la nación se irá levantando con nuevo aliento. He puesto a mi pueblo en Honduras este día sobre naciones y sobre reinos, para arrancar y para destruir, para arruinar y para derribar, para edificar y para plantar (Jeremías 1.10). Quebrantaré todo sistema de mal que ha traído dolor, hambre, muerte, injusticia, violencia, odio, hechizos, anarquía, mentira, soberbia, soborno, hurto, corrupción e impunidad. Ese sacudimiento se inicia desde los Presidentes que han gobernado Honduras hasta el más pequeño en autoridad en los tres poderes del estado y el más pequeño entre las familias de la nación que han cometido delito. Caerán los que han robado al país, los que con su astucia han creado leyes para encubrirse. Caerán los que no han hecho justicia conforme a ley, los que abusando del poder condenan sin considerar el derecho y la justicia, y todos aquellos que con su influencia condenaron al inocente y declararon inocente al culpable.

Pude ver, que el sacudimiento será fuerte en la clase política, en los que gobernaron y en los actuales; también en la clase empresarial y de negocios; en la clase obrera, campesina. Es un sacudimiento que seguirá en la policía y el ejército. Será tal, que serán expuestos personajes que ya murieron. ¡Es un sacudimiento en toda la nación! Ví, el sacudimiento dentro de la iglesia y en las familias; donde el Señor está pesando el corazón de sus siervos y de Su pueblo; dando a cada uno según la intención del corazón. El Señor, dice, a su iglesia, santifícate porque vengo pronto, cumple la gran comisión, aparta tus ojos de la vanagloria y busca mi gloria; aparta tu boca de la mentira y habla mi verdad y te bendeciré, aparta tus manos de la avaricia y cuida de mi altar y mis ofrendas; aparta tu corazón de cosas muertas, de la inmoralidad, del prejuicio, del juzgarse unos a otros, de la idolatría, de la hipocresía, de la rebeldía, de la desobediencia.

Vivan en la unidad de mi amor; porque les he puesto por sal y luz de su nación, y a causa de ustedes, es que yo he decidido visitar Honduras, para hacerla luz a las naciones.

Por orden del Señor, tomé un cuero de ternero por significa fuerza, y lo sacudí en tierra pública que representa la nación.

Luego por orden del Señor, lo puse en manos de nuestro presidente Juan Orlando Hernández y la Primera Dama Ana de Hernández, estableciendo ese tiempo sobre Honduras

Pude ver, el gran poder de Dios; y el Señor, me dijo, tal como mi pueblo me ha pedido en sus oraciones, diciendo: Por medio de ti sacudiremos a nuestros enemigos; En tu nombre hollaremos a nuestros adversarios. Por eso, he salido para sacudir las estructuras de maldad de las tinieblas, las maras, el narcotráfico y el crimen organizado, que arrastrará a muchos hombres y mujeres importantes de los diferentes sectores del país. Esas estructuras de maldad serán arrancadas desde el refugio más escondido y oscuro en el que puedan estar; y caerán los que les han alimentado con dinero y armas. Caerán personajes que nunca se imaginaron que estarían coludidos con el mal; será tal, que del asombro, la gente hasta quedarán con la boca abierta.

El Señor, me dijo, que Él ha afirmado el gobierno del Presidente Juan Orlando Hernández y que lo ha destinado para hacer historia; no solo para Honduras sino para las demás naciones de la tierra; ya que gobernantes y gente de alto liderazgo vendrá a él para escucharle; y su gobierno será de gran respaldo para la vida y la familia. Que le ha entregado en sus manos todas las estructuras del mal para que los destruya. Me ha confirmado, que le ha permitido que gobierne un segundo período; y nada más; caso contrario, corre el riesgo de morir. Que Él, ha puesto su mano para ayudarle a levantar la nación con gran poder y hará que todo proyecto sea prosperado y aún más de lo que se espera. Lo que tiene que hacer es mantenerse dentro del diseño profético que se ha establecido para la nación. Que debe ser humilde en saber escuchar consejeros estratégicos de gobierno y espirituales. Eso hará que naciones le den su total respaldo, y tendrá conexiones poderosas internacionales que le ayudarán a emprender, y causa de ello, será defensor del débil, del pobre, del pequeño, y refuerzo para el que tiene riquezas y que ayudan al país. Será un patriarca del partido, con una influencia nunca antes vista; donde su voz será escuchada y respetada dentro y fuera de la nación; y más aún después de su gobierno donde será invitado a diferentes naciones para disertar. Con verdad y justicia debe ordenar el país, sin caer en acuerdos malignos e injustos, ni encubrir familiares, ni amigos, ni confabularse con las autoridades de los otros poderes del estado para favorecer. Si no cuida de ello, dice el Señor: le quitaré mi mano de respaldo y será sacudido con gran poder y con grandes dificultades logrará terminar su gobierno; y entonces la nación tendría el riesgo de caer y entraría en una convulsión social que la debilitaría por muy largo tiempo.

El Señor, me sigue mostrando el color azul y blanco sobre la toda la nación; y me ha dicho, que la llave de gobierno está activada para el Partido Nacional, para que se mantenga en el poder por muchos períodos: El día que el Partido Nacional pierda su visión de unidad para establecer sus próximos candidatos presidenciales y de congreso y en las alcaldías…el día, que pierda su visión de organización, descuidando sus bases, y que solo se ocupe de la juventud sin considerar la llamada vieja guardia…el día, que se descuide dejando filtrar falsos nacionalistas que entrarán estratégicamente de otros partidos para buscar dividirlo y debilitarlo…el día, que el liderazgo de los hombres se debilite por causa de malas conductas, o por seguir en las mismas artimañas políticas….el día, que se aparte de su filosofía partidaria; entonces el Señor moverá su mano, y de manera extraña el partido Liberal o un partido “pequeño” o una candidatura independiente o una mujer, puede llegar a tomar y gobernar la nación…y pasará tiempo para que el Partido Nacional vuelva a gobernar.

El Señor me ha dicho también, que los que Él quitó del poder en 2009, siempre intentarán querer gobernar el país, pero que no se lo permitirá; porque sus corazones no han sido de bien para Su pueblo y para la nación. Que la alianza que hizo el expresidente Manuel Zelaya Rosales con Salvador Nasralla junto con los otros partidos, se cumple en ellos la profecía de la estatua que vio en sueño el rey Nabucodonosor (Daniel 2.41-43): en la parte que corresponde a los pies, que eran de hierro y barro, que están juntos pero no se unirán el uno con el otro, como el hierro no se mezcla con el barro. Tienen algo de fuerza pero frágiles. Claramente el Señor me lo ha dicho, que el expresidente Manuel Zelaya y Salvador Nasralla llegar a la presidencia es una puerta cerrada, no podrán.

Pude ver, que los partidos de oposición estarán en el escenario político: unos como lanza en el costado; otros, como piedra en el zapato; y otros, como gota de agua sobre la cabeza, para que los que gobiernan no se excedan. En este gobierno (2018-2022) se establecerán alianzas estratégicas, que serán como olas del mar, moviéndose de un lugar a otro. En medio de todo ese movimiento se logrará canalizar proyectos muy poderosos que desarrollarán la nación y otros que serán como abortivos. Temas como la constituyente y la segunda vuelta electoral no convienen al país. Del general Romeo Vásquez Velázquez, el Señor me dijo, que le preservó la vida porque tiene sanas intenciones para el país; y ha sido y es, un instrumento clave para hilvanar el propósito de Dios en la nación: Dios lo usó para cuidar la gobernabilidad en el 2009 con la sustitución en el poder ejecutivo; y en el 2017 para mantener la gobernabilidad en el poder Legislativo.

Los líderes de los demás partidos considerados pequeños, si cuidan de no caer en estratagemas malignas; entonces, su liderazgo y partido serán reforzados con poder. El partido Libre será un partido fuerte, pero por su política de violencia y colusión con temas anti Dios, el triunfo siempre será un sueño.

El Señor me dijo, que la llave para el levantamiento del partido Liberal la había puesto en Mauricio Villeda – Y que en esa dirección ha estado porque Luis Zelaya sale de su corriente política. Pero el corazón de Luis salió falto delante de Dios, y engañó a su partido y a la nación; y por eso quedó avergonzado. La llave del Partido Liberal pasará a las manos de Elvin Santos, con quien se reiniciará una levantada que irá en proceso de años con nuevas generaciones y de la mano de padres (vieja guardia) del partido.

También, el Señor me ha dicho, que es Su voluntad, quien ha permitido, la venida de la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH) para ayudar a limpiar el país; y que siempre habrá lucha para quitarla, pero no podrán. Y junto a otras instituciones hondureñas pondrán en evidencia a los que delinquen, y que aún casos más antiguos, serán desenterrados y se hará justicia.

En medio de todo este sacudimiento, vi, la mano del Señor trayendo un reordenamiento que hará que Honduras sea como tierra fértil; donde será histórico lo que se desarrollará en toda la nación, que vendrá a ser testimonio al resto de las naciones. Honduras tendrá un florecimiento en cada sector de desarrollo. Las tierras más áridas del corredor seco del país alcanzarán de manera milagrosa un despegue. Poderosos inversionistas vendrán para ayudar al gobierno para levantar el país; y será de gran testimonio lo que sucederá en la zona sur, oriental y occidental. Pero también el Señor me mostró, grandes y fuertes amenazas de tormentas de agua, viento, y estremecimientos en la tierra, que pueden cambiar la agenda del gobierno y de todos los sectores del país; pero el Señor me dijo, mi iglesia no debe desenfocarse en su labor de unidad, evangelización, enseñanza de mi palabra, adoración y una vida de frutos de arrepentimiento y con una oración ferviente por sus familias, por la nación delante de mi presencia…y mientras me hablaba de ello, de repente vi, una gran gloria espiritual, que hizo que las atmósferas espirituales se limpiaran. El Señor, me dijo, que pidiera a presidente Juan Orlando y a la Primera Dama Ana García de Hernández, que durante su gobierno, ayude a que se ponga una Biblia en cada hogar no cristiano de la nación y que se realicen 120 cruzadas de amor, perdón con el mensaje de la Biblia, con niños y sus familias en 120 ciudades del país y que se exalte y de gloria a Su nombre. Y me dijo, 1 Biblia en cada casa, es un acto profético que cada familia será bendecida; y el número 120 es declarando un tiempo de alegría, gozo, avivamiento. Esto hará que mi gloria se extienda en todo el país y bendiga todo proyecto pequeño y grande que se realice; traerá paz al corazón, prosperidad a las familias más pequeñas; y entonces una nueva generación se levantará con otro espíritu y esperanza que les hará vivir con otra visión de nación que alumbrará los ojos de su entendimiento.

Pude ver sobreabundantes recursos financieros que le abren las puertas a una gran generación de niños y jóvenes para que estudien. Vi, Hombres y mujeres empresarios tirando semillas que luego se convirtieron en finanzas y que cayeron en multitudes de manos y que fueron a sus tierras y obtuvieron sus cosechas. Haré maravillas que no han sido hechas en toda la tierra, ni en nación alguna, y verá todo el pueblo en medio del cual estás tú, la obra de Jehová; porque será cosa tremenda la que yo haré contigo. (Éxodo 34.10).

¡Estamos en el mejor de los tiempos que Dios ha dado para alcanzar los cambios y bendiciones sobreabundantes para Honduras!

 

Apóstol, Roy Santos
cc.Archivo.

share

Recommended Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *